Posts Tagged ‘Capricho de Goya’

50 ediciones y 5º Aniversario de las Tertulias del Vino de Pamplona con vinos navarros y buenos amigos

domingo, mayo 8th, 2011

El 5 de Mayo se celebró la 50 edición de las “Tertulias del vino de Pamplona”, 5 años desde que comenzaron en 2006. En el Restorán El Colegio, 106 personas cataron los vinos: Monjardín Merlot Deyo 2007, de Bodegas Castillo de Monjardín (Villamayor de Monjardín, D. O. Navarra); 3Pulso 2007, de Bodegas del Jardín (Cascante, Vino de la Tierra de la Ribera del Queiles); Marco Real Reserva de Familia 2006, de Bodegas Marco Real (Olite, D. O. Navarra); Moscatel Capricho de Goya, de Bodegas Camilo Castilla (Corella, D. O. Navarra); Antracita Ice Wine, de Bodegas Belasco de Baquedano (Luján de Cuyo, Menoza, Argentina) y como colofón se ha degustado ternera de Navarra, con un pintxo elaborado por el Chef Luis Jeréz.

En esta Tertulia, invité a las bodegas navarras que más han contribuido a su desarrollo, y que han sido referentes en el inciio y marcha de EntreVinos. Víctor y Sonia de Castillo de Monjardín, Ricardo Guelbenzu del Jardín, Roser Girbau y Santiago Arjona de Familia Belasco y Ana Beltrán y Eduardo Lavín de Camilo Castilla nos han alegrado la tarde. Compañía destacada la de Jordi Vidal, gerente de la D. O. Navarra, de Víctor Marro de Onda Cero, de Mariló Eraso y Elena Barbería de la Cofradía del Vino de Navarra, y de un montón de buenos amigos.

No fue una Tertulia cualquiera, cumplimos 5 años desde de aquel febrero de 2006 cuando empezamos. Después, han ido cayendo, una tras otra, 50 ediciones mensuales, con una media de 100 personas en cada una. La verdad es que es para estar muy orgullosos, en una ciudad pequeña como Pamplona, hacer esta actividad tan duradera y con tanta gente, es para estar contento. En esta larga andadura lo más importante ha sido el apoyo de la gente, de todos vosotros con los que se ha formado ya un buen grupo de amigos. Y las bodegas que han venido y nos han agasajado con sus vinos, más de doscientos; y las distribuidoras que nos han ayudado a conseguir lo mejor, con gente como Joseba, Esteban, Mikel, Igor, Jesús…

Y nuestros patrocinadores de cabecera, Diario de Navarra, Onda Cero Radio Navarra y La cata Club del Vino de La Vinoteca de Pamplona. Pero quiero mencionar y destacar a algunas personas que han contribuido muy mucho para que esto haya salido bien. Primero a Ángel Mari Ansó que nos acogió a las mil maravillas en el Hotel NH Iruña Park y nos acogió sin saber dónde nos metíamos; de esos inicios hay que mencionar también a Lupe Elizaga y Ana Gorostiza. Más tarde nos dieron la alternativa Patxi Alemán y Esther Sanz en el Maisonnave, y nuestro cocinero estrella Juan Carlos Fernández que nos ayudó a dar más contenido a estas citas. Y ahora Eduardo Urra y Luis Jeréz, aquí en el Restorán El Colegio, nos cuidan con su gran profesionalidad. De fuera de casa tengo también que mencionar a dos personas que nos ayudaron mucho al principio, Pilar García Granero e Iñaki Goñi, aunque luego sus múltiples obligaciones aflojaron un poco su aliento y ya no les vemos ni sentimos su apoyo. Y siempre presente Luis Fernández Olaverri, de la Vinoteca de Pamplona cuya ayuda desde el principio ha sido decisiva. De casa no puedo dejar de agradecer a algunas mujeres que han sido las artífices del estilo y la marca que hoy celebramos, primero a Marta López, que hoy nos acompaña y que puso su sello profesional inconfundible para crear estas Tertulias y les dio continuidad en los primeros años; a Ana Laguna, que nos regaló sus conocimientos y magníficas relaciones y nos trajo a bodegas y bodegueros de toda España muy interesantes; y a Aína Rodríguez que nos aportó su desparpajo y buen hacer. Y tengo más. Ya en casa, tengo que destacar la colaboración extraordinaria de mi compañero Aitor Fernández de Landa que nos brinda su apoyo desde el comienzo, trabajando y poniendo esa nota de sensatez y tranquilidad que a veces me falta; y ahora también a mi hijo Haritz, que ha cogido el testigo y nos ayuda en la organización. Por último, porque es de lo más importante, quiero destacar la ayuda enorme y desinteresada que nos han prestado mi socios Ignacio Galañena y su mujer Gema Jamar, ellos son nuestro mejor soporte y nuestro ánimo permanente. Y, para más motivos de celebración, cumplimos esta primavera siete años desde que constituimos EntreVinos. Muchísimas gracias a todos. Al final, brindé “porque el vino siga siendo una gran fuente de salud y de placer”.

Apoteosis en la Noche de San Juan en Bruselas-Kairos

viernes, junio 25th, 2010
Jac y Fermín, uno trabaja la palabra y otro el fuego

Jac y Fermín, uno trabaja la palabra con el conjuro y otro el fuego con la queimada

La noche del 23 de Junio vivimos una experiencia enogastronómica y vital extraordinaria. EntreVinos y Bruseleas-Kairos organizamos una quedada extraordinaria. Una noche mágica de San Juan, el solsticio de verano, una buena ocasión para probar nuevos vinos, una buena cena y revivir con meigas, brujas y flamenquito, para que lo nuevo arrasara a lo viejo. Y arrasó, ¡vaya que si arrasó! Sacaron primero seis vinos: Blanco Valdesil 2008 (Bodegas Valdesil, D. O. Valdeorras); Joven Amanecer (Bodegas La Aurora, D. O. Montilla-Moriles); Otazu Chardonnay 2008 (Bodegas Otazu, D. O. Navarra); Marco Real Reserva de Familia (Bodegas Marco Real, D. O. Navarra); La Estacada Syrah-Merlot (Bodegas Finca La estacada, D. O. Uclés); y Pale Cream Amanecer (Bodegas La Aurora, D. O. Montilla-Moriles). Les expliqué muy brevemente sus características principales, y comenzaron a sacar platos: Delicias de las dehesas andaluzas (chistorra ibérica, morcilla ibérica y Jamón ibérico de bellota de Sierra de Sevilla), Crema de nécoras de las Rías Baixas, Bogavante del Cantábrico a la plancha, y Presa Ibérica con salsa de uvas. ¡De lujo! Y llegó el postre, unas texturas de chocolate deliciosas, que aompañamos con Tinto y Sol Amanecer (Bodegas La Aurora, Vino de la Tierra de Córdoba) y Capricho de Goya de Camilo Castilla (Bodegas Camilo Castilla, D. O. Navarra). Un homenaje a la vida, a la felicidad, a la capacidad de disfrutar.

Las sevillanas, al mando de Soraya Fernández, fueron el colofón

Las sevillanas, al mando de Soraya Fernández, fueron el colofón

Pero no fue eso todo. Tuvimos un final apoteósico. Escribimos los malos rollos que cada uno había tenido en la temporada que se acababa y los quemamos en un cubo, a la voz del exhorcismo: «A la luna y al fuego, por la luz y con ella les pido protección de los males terrenales y no terrenales, por la luz y con su guía, que me acompañe todos los días de mi vida». Después  hicimos una «Queimada», recitamos el «conjuro» correspondiente, bebimos este delicioso brebaje, y nos pusimos (se pusieron) a bailar sevillanas, dirigidos por la maestra Soraya Fernández. Todo ello acompañados por los Gin-tonic de Fermín que, sin duda, son los mejores que se preparan en Pamplona