Posts Tagged ‘alta cocina’

El feo más sabroso del mundo

lunes, agosto 2nd, 2010

He tenido el placer de vivir una experiencia muy grata, participar como jurado en el III Concurso de El Feo de Tudela, una variedad de tomate marmande muy especial y muy sabrosa. Lo organiza mi amigo Luis Salcedo del Restaurante Remigio de Tudela, en plenas fiestas de Santa Ana.

Los premiados, orgullosos de sus tomates y diplomas

Los premios fueron: El más feo para Manoli Izquierdo por votación popular; el más pesado para Ana Marta González, un tomate de 1,600 kg; y el mejor sabor, según el jurado, para Bernardo García.

Luis prepara los tomates para la cata del Jurado

El Jurado estuvo compuesto por Ignacio Ramírez Pichorradicas, José Navarro, agricultor, Iñaki Gil, Técnico del ITG y de la Peña La Teba, y yo mismo. Fueron 28 tomates los presentados a este apartado del sabor (cuarenta y pico al más feo y una docena al más grande). Estuvimos valorando el aroma, la textura y el sabor, estableciendo una puntuación final global; los más expertos decían que este año iban un poco retrasados y lo cierto es que el primer tomate que catamos fue el mejor sin ninguna duda.

Los tomates esperan el veredicto

Fue una experiencia inolvidable. La cosa comenzó, a mi llegada la noche del 28 de Julio, con una cena de lujo que preparó Luis: Chupito de salmorejo con gamba; Ensalada de aguacate con vinagreta de la huerta, piña y gambas; Almejas de Carril crudas; Carpaccio de presa ibérica con gelé de tomate, germinados de cebollas moradas y blanacas y parmesano; Flores de Calabacín rellenas de queso gouda y calabacín en tempura, con salsa de chile ancho: ajaorriero con caracoles; y canelón de membrillo relleno de queso idiazabal y mousse de nueces con helado de cuajada. Para la espera me trae champagne David Léclapar L’amateur ecológico, Blanc de blanca, Premier Cru, de Trépail. Burbuja muy fina, bollería fina y miel, manzana entre dulce y ácida, más manzana en boca, seco, cuerpo, largo. Y para mitad de la cena saca un vino de Navarra, el Calchetas 2006 de Magaña, que tiene 19 meses de barrica nueva francesa, un color granate oscuro muy intenso y tanto en nariz como en boca la madera está perfectamente esamblada dado como resultado elegancia y finura.

El público puntúa a los "feos"

El día del Concurso pudimos apreciar la calidad de esta variedad de tomate, cuyas aparentes imperfecciones esconden sabores a huerta y a hierba fresca muy complejos y maravillosos. Este Concurso realizado por Luis Salcedo, con la ayuda de Joaquim Torrens, goza de cada vez más simpatía entre los tudelanos, y comienza a abrirse camino más allá.

Tubal: armonizar a las mil maravillas

lunes, marzo 8th, 2010






El viernes pasado estuve la Cena de Armonía en el Restaurante Túbal, en Tafalla. También fue otra experiencia extraordinaria. Seis platos maridados con vinos de las bodegas de Familia Belasco, de Navarra, Rueda, Toro y Argentina. Unas cien personas hábidas de placer gastronómico. Fui con mi hijo y también le encantó. Los platos, con un muy alto nivel, de diseño y ejecución. Me sorprendió gratamente el arroz meloso de bacalao y cebolla tierna, el arroz estaba en su punto, ¡con lo difícil que es hacer ese tipo de arroz y para 100 personas!. Un excelente aceite de arbequina y arróniz de Navarra, elaborado por Familia Belasco nos recibió con las manos abiertas, acompañado por una coca de verduras asadas y foie caramelizado que tomamos con Homenaje Rosado 2009;  seguimos con una ensalada templada de manitas de cerdo, cigalita y vinagreta de sus jugos, maridado con el blanco de Rueda Viña del Sopié; a continuación sirvieron el arroz meloso al que ya me he referido, con el tinto Taurus crianza; más, más, huevo termal, borrajas, vainas y trufa de Navarra, con el tinto Ar Güentota de Mendoza; un Cochinillo confitado a baja temperatura con oreja crujiente que fue servido con el tinto Señorío de Andión de Navarra; el final fue apoteosico, Texturas de Chocolate negro, con el tinto Villaester de Toro. Los maridajes con los vinos estuvieron muy bien elegidos, un poco provocativos, pero muy acertados. Un verdejo de Rueda para manitas de cerdo o un tinto roble de Toro para el arroz meloso con bacalao y cebolla tierna. Nicolás puso el listón muy alto, Marta dirigió la orquesta con maestría, y todo con el aliento de Atxen que iba de mesa en mesa saludando a los comensales. Beatriz ya había hecho su trabajo, contactar a todos los comensales, y disfrutaba de la cena.