Archive for noviembre, 2010

Ópera en El Colegio

domingo, noviembre 28th, 2010

Eduardo Urra, tan amable, me invitó a acudir a una de las cenas de ópera que organizan. No tardé un segundo en aceptar, es una debilidad mía desde muy joven. A principios de los setenta del siglo pasado participé como figurante en una de las temporadas de Ópera de Madrid; no había todavía Teatro de la Ópera y se celebraba en La Zarzuela. Tuve el placer de participar en Andrea Chénier, Tosca y Nabucco. En todos los dos primeros casos tenía que matar al protagonista, Andrea Chénier y Mario Cavaradossi, en la última me mataban a mi las tropas de Nabucodonosor cuando entraban en el templo de Jerusalén a sangre y fuego. Fue un placer inmenso escuchar entre cajas a las voces más cotizadas de la época de las que desgraciadamente no recuerdo el nombre. Si recuerdo que, por su mal hacer, provocamos que despidieran al director de escena Cayetano Luca de Tena y que trajeran al director de la Scala de Milán Antonello Dias Madao. Bueno que me enrollo demasiado. Ha sido una parada en un recodo del camino.

Bien, fui con Begoña a la cena con ópera en el Restorán El Colegio, que estaba organizada de manera muy esmerada, el servicio, extraordinario. Comencemos por la cena. Ensalada de vieira, langostinos y berberechos con vinagreta de mostaza; Tosta de txangurro con cigalas; Taco de rape en su rustido con almejas al Jerez; Escalopín de solomillo sobre salsa de Pedro Ximénez; degustación de postres. Nosotros elegimos un Gran Feudo Reserva de Chivite para toda la cena, por llevar la contraria mayormente. Todo estaba estupendo, quizás el único pero que le pondría es en el diseño de la cena,  me pareció demasiado crustáceo y poca huerta,  aunque, eso si, muy rico.

Y la música, una maravilla, se me iba la cabeza al teatro de la Zarzuela de Madrid de mi juventud. Destaco, sobre todo, la puesta en escena de las canciones interpretadas por Eduardo Zubikoa, llorábamos y reíamos contigo Eduardo.

Este restaurante ya está dando que hablar y dará mucho más.

4×4 Delicias culinarias de Álex Múgica en Pamplona

miércoles, noviembre 17th, 2010

Nos hemos inventado una oferta enogastronómica nueva. Estábamos Álex Moreau (un fichaje muy bueno que se nos va enseguida) y yo pensando en cosas nuevas y se nos ocurre proponerle a Álex Múgica una nueva actividad, maridar 4 pintxos con 4 vinos diferentes; pero con un denominador común: un único producto elaborado de 4 maneras distintas. A mi amigo le parece bien y organizamos la primera. La paloma va a ser la protagonista. Ensalada crujiente de paloma escabechada, con Chardonnay 2009 Castillo de Monjardín; Tostada de pechuga de paloma confitada, con Oddipus Garnacha 2008; Paloma estofada al estilo tradicional, con Marco Real Colección Privada; y Mousse de higadillos de paloma con cebolla caramelizada, con Almara Cabernet Sauvignon 2005. El servicio, magnificamente dirigido por Arantxa Sagastibeltza, redondeó la jugada

La gente recibió muy bien la iniciativa. Explicamos los pintxos, los vinos y los maridajes. Estábamos bastante de acuerdo todos, pero les insistí en que en esto de los maridajes la experiencia y la decisión personal eran lo más importante. La cocina de Álex Múgica es muy convincente, rescata y difunde sabores tradicionales pero actualizados con mucho ingenio. Y esta vez sorprendió y conquistó a los presentes. Los vinos respondieron, elegí en esta primera sesión a los de confianza, ya sabía yo que nos iban a dejar muy satisfechos. Mucha gente nueva para mí y otras caras conocidas de otras actividades parecidas. Álex contento, nosotros contentos. Un rato muy agradable, de esos que acabas y te sientes muy bien. Enseguida más.

Compostela Wine Route para en Italia

lunes, noviembre 15th, 2010

Acabamos de volver de Italia, de la región de la Puglia, al sureste de la península itálica. Ha sido un viaje de trabajo, muy intenso en conocimientos, saberes y emociones. Se trataba de una de las reuniones del proyectos “Compostela Wine Route” que lidera la Ruta del Vino del Camino de Santiago de Navarra, y que cuenta como socios al Instituto de Formación para la Pequeña y mediana Empresa (PROMETEO PUGLIA) y el Instituto para la Educación y el Desarrollo Rural de Hungría (MARD).

El partenariado «COMPOSTELA WINE ROUTE» nace para convertirse en una referencia sobre el aprendizaje práctico de actividades de enoturismo en Europa. Este proyecto permitirá vincular las capacidades del diferentes sectores (enología, vitivinícola, turismo, recursos locales y actividades) porque los agentes relacionados con esta actividad exigen una mejora profesional con una formación práctica en bodegas y turismo.

Esta es la tercera reunión, la primera fue en Pamplona en Febrero y la segunda en Budapest en Mayo. Ahora, en Trani, hemos avanzamos un poco más, hemos aprobado la imagen del proyecto, un sitio web que estará operativo en las próximas semanas y los socios italianos nos han presentado el curso de enoturismo que han puesto en marcha, como primer peldaño de una metodología común.

Además de las cosas profesionales, estos viajes sirven para estrechar lazos entre las personas participantes. De Navarra íbamos Sonia Olano (Presidenta y Bodegas Castillo de Monjardín); José Manuel Plo (Señorío de Andión, Grupo La Navarra); Isaura Fernández (Congresos Navarra); Ernesto Kahle (Autobuses La Estellesa y PLM) y José Antonio Cruz (Vicepresidente Ejecutivo y EntreVinos). Con nuestros anfitriones Carla Palmieri, Salvatore Venditti y Carlo Cellamari y los socios húngaros Izabella Élö, Wayda Imréné y Diána Bazan, conformamos un grupo humano con lazos profesionales y afectivos muy importantes. Uno se pregunta si en tan poco tiempo se puede lograr esto, pues si, os lo aseguro.

El vino, el buen vino, estaba por medio y eso teje fuertemente los sentimientos positivos. Nos llevamos información y experiencias estupendas de las bodegas Torrevento, Tormaresca (donde nos sirvieron una comida tradicional rica, rica), Rivera, y la Hacienda Schinosa Vini. Probamos vinos y platos extraordinarios. Fueron muy curiosos los vinos con toques salinos elaborados con uvas cercanas al mar. Finalizamos la estancia en Trani con una cena, a base de Pizza, en Buca Navarra (Pizzería – Parrilla – Antipasteria), en un guiño a la presencia de nuestros antepasados en el sur de Italia.

En Febrero acudiremos a Hungría. Ya estamos haciendo planes.